La lluvia del 8 de septiembre

Ubicación: Ubicación desconocida

 Se avecinaba una tormenta y de repente mi cuerpo sintió la necesidad de salir a la calle. La lluvia lo empapó todo y pareció haber estropeado los planes de mucha gente que había salido a hacer deporte y pasar la tarde en familia por el parque. Aunque poco podían hacer por ello. Sólo es lluvia y no se podía hacer nada por frenarla y hacer salir de nuevo el sol. La gente no tuvo más remedio que correr y refugiarse debajo de los puentes y en las cornisas. Sin embargo, yo sentí la necesidad de salir y mojarme.








No hay comentarios:

Publicar un comentario